Noticia La Opinión. 23 de Abril de 2013

Pablo Aguirregabiria:´Es gratificante ver esfuerzo cuando hay tantas dificultades´

23.04.2013

ANA CARRO A CORUÑA El curso del OAR Coruña llega a su fin. Con los deberes hechos, la permanencia, y las notas puestas, undécimo en la clasificación, los de Pablo Aguirregabiria afrontan la última jornada contra el Cisne -sábado a las 18.00 horas en el Pabellón San Francisco Javier-. Un equipo de jóvenes promesas que aún tiene mucho camino que recorrer y errores que remendar. Su entrenador lo sabe pero se siente «satisfecho» por el trabajo realizado.

 -¿Cuáles son sus sensaciones tras haber alcanzado la permanencia?

-Estoy muy satisfecho. Sobre todo por conseguir algo que cuesta tanto. Es gratificante ver el esfuerzo de los jugadores cuando hay tantas dificultades. Han dejado muchas cosas de lado solo para entrenar o jugar.

-Ha habido cambios en la plantilla y los jóvenes oaristas han gozado de minutos, ¿ha sido eso determinante a lo largo de la temporada?

-Con el 60 aniversario del OAR, la directiva ha querido apostar por jugadores de la cantera. Eso supone una dificultad añadida pero al final de temporada, como ahora, llega la recompensa.

-¿Cuál ha sido su lema para motivarles?

-Si no trabajas, no tienes recompensa.

-La salvación fue el objetivo principal, ¿qué partidos fueron clave para conseguirla?

-Nos atribuimos la permanencia contra Bueu en casa (30-28). Había muchísimo en juego. También fueron importantes los partidos de la primera vuelta, como el de Cangas.

-La derrota de Bueu contra Zaragoza supuso la permanencia del OAR. ¿Afrontaron el duelo ante León de otro modo?

-Conocimos la derrota de Bueu (32-39) antes del partido. Eso nos ayudó a jugar con una alegría especial y sin presión. Alfonso Fraga, con rotura de nariz, y Mariño, lesionado, querían competir en caso de jugarnos algo. Gracias al partido de Bueu, se quedaron en casa.

-¿Y cómo definiría su visita a tierras leonesas?

-El partido fue buenísimo, pero el fuelle se acabó. Éramos cuatro porteros y siete jugadores de campo, algunos muy cargados, así que al final se nos escapó y perdimos (34-31).

-Ahora la liga está llegando a su fin, ¿ha sido más duro de lo esperado?

-El grupo se ha roto entre los aspirantes al título y los demás. Aunque Lalín y nosotros hemos estado cerca de la parte de arriba. En todos los partidos tuvimos nuestras opciones pero la falta de rotación nos hizo venirnos abajo.

-Ese ha sido el handicap del OAR…

-Por supuesto. Tener una plantilla corta es un reto importantísimo. Al final lo hemos conseguido pero hay que completar la plantilla. Dependimos en exceso de algunos jugadores.

-¿Acusa las dieciocho derrotas a ese motivo?

-Analizamos los partidos en vídeo y no solo nos fijamos en el resultado final, ha sido algo más que eso. Hemos luchado pero no con las mismas armas que los demás.

-El sábado pone el punto y final contra el Cisne, ¿cómo lo afronta?

-Es un partido sin presión, para regalar minutos y una fiesta para las escuelas invitadas. Lo de menos es el resultado aunque intentaremos dar buena imagen.

-En general, ¿con qué se queda para el recuerdo?

-Me quedo con el esfuerzo y el ambiente. Es un equipo muy unido. Hasta los porteros, que son cuatro, se han turnado para jugar y cada uno ha sido decisivo en un partido. No es un grupo de jugadores, son amigos.

-Pensando en el próximo curso, ¿ya tiene algún plan?

-Hemos tomado nota de las deficiencias. Me parece muy importante reforzar la defensa. Alfonso Fraga es un titán, igual que Sarasola, que solo tiene 17 años, pero no tienen sustitutos y tienen que jugar todos los minutos.

-¿Cuál puede ser la solución?

-Se desplazan muchos jugadores de otros clubes a estudiar a A Coruña y también están los juveniles de casa. Hay que abrir puertas.