El O.A.R. CORUÑA se preparará para superar arbitrajes como el de la cuarta jornada. Xiria -O.A.R. CORUÑA (primera nacional, 12.10.13).

El OAR CORUÑA se enfrentó al Calvo Xiria en un partido, en el que las intérpretes protagonistas fueron las colegiadas Soraya Abelenda y Ana Correa. Ellas sabrán el motivo, nosotros los desconocemos.

Un partido de guante blanco en los primeros treinta minutos, donde el marcador reflejaba un empate a 16 entre ambas plantillas, presagiaba una gran segunda parte de balonmano.

10 exclusiones, prácticamente seguidas, dejaron al OAR con 3 jugadores de campo, y durante 20 minutos con un jugador menos.

El balonmano desapareció, lo saquearon las dos árbitros del encuentro. El papel diseñado por las dos protagonistas, acabó por desquiciar a uno de los equipos más deportivos de la liga, que nunca ha tenido expediente o altercado con algún árbitro, a lo largo de los últimos 25 años.

Así seguiremos, a pesar de que no tiene sentido alguno, encontrarse en una pista impartiendo justicia, a una pareja arbitral que no está preparada, ni ha estudiado lo suficiente para poder formar parte de una competición que quiera ofrecer una imagen ecuánime y rigurosa. Ese desconocimiento, les hace estar alerta para anular el juego, y convertir un partido serio, en una mera pantomima.

A la pareja arbitral le sobra afán de protagonismo y le falta conocimiento,  y sobre todo les falta una personalidad madura y formada para poder hacerse respetar entre los jugadores.

Ya no se puede recuperar un encuentro, que habría dado mucho a los aficionados, y sobre todo, a los jugadores que trabajan y entrenan muy duro, para llegar a la competición, y poder demostrar su esfuerzo hacia el balonmano, Ana Correa y Soraya Abelenda se encargaron de dilapilarlo.