La historia de FERNANDO MORENO, NANDO, es importante de recordar para todos, jugador del OAR CORUÑA, que se formó en el Colegio San Francisco Javier de La Cubela, allá por 1999, tras ser uno de los chicos destacados, su sentimiento hacia el club, le hacía ser uno de los habituales en la grada de los partidos del primer equipo, apoyando incondicionalmente a su equipo en las fases de ascenso, y aprendiendo como jugador pasando por todas las categorías del club. Fue un jugador destacado en la selección gallega, quedando subcampeón de España en categoría juvenil y como deportista un jugador con grandes recursos y un compañero muy querido por todos.

Tras debutar con el OAR CORUÑA en División de Honor en el 2007, marcando tres goles frente al Tenerife Tres de Mayo, Fernando Moreno, disputó esa temporada, alternando la categoría juvenil y el primer equipo. En las temporadas siguientes probó el balonmano profesional en Lugo y se mantuvo varios años como jugador destacado en el Bm Pontedeume, siempre deseando formar parte del primer equipo del OAR e intentando compatibilizar su trabajo en el aeropuerto con el balonmano, sin poder llevarlo a cabo…. por circunstancias de horario, hasta esta temporada.

Esta temporada 2018/19, cuando el equipo más lo necesitaba, ante la falta de efectivos, el OAR decidió apostar fuerte por NANDO, aquel canterano dispuesto a defender el escudo del OAR por encima de todo. El jugador hizo un gran esfuerzo por volver a entrenar duro, a pesar de las dificultades para conciliar su vida laboral y deportiva. Un enorme tributo que ha dado sus frutos con partidos como el de Bueu de este fin de semana, donde su trabajo defensivo y aportación en los momentos clave fueron decisivos para lograr una victoria más que importante para su club de toda la vida, donde nació un jugador llamado a ser una pieza destacada por su voluntad y motivación. Gran recompensa para un jugador que ha sabido esperar su momento, y es feliz , aportando a los suyos, toda su experiencia y motivación con sus compañeros, ahora muchos juveniles, como cuando él empezó en el primer equipo.

Tiene mucho mérito el gran esfuerzo de estos deportistas que se han vaciado aportando al OAR desde su grupo de amigos de La Cubela, como jugadores de base, como aficionados del primer equipo, creando el FRENTE NORTE, y como jugadores destacados cuando el OAR más los necesita.

FORZA OAR!

Nando Moreno (segundo por la derecha fila de arriba) , feliz, aportando en los momentos clave, fichando por el OAR CORUÑA cuando más se le necesita