Pedro Iglesias Aymerich, esta temporada, cumple su cuarta temporada en el OAR CORUÑA, en un magnífico estado de forma, generando muchísimas asistencias de gol, tras fijación, y asumiendo su rol como goleador tras juego colectivo. Jugador regular, constante en su intención de ataque, sacrificado en defensa, generoso en ataque, aportando soluciones, especialista como abrelatas de cualquier sistema defensivo cerrado, y experto en los lanzamientos de media distancia.

Su repertorio y variedad de acciones, le permiten ser uno de los jugadores más completos de la LIGA, su responsabilidad en el equipo, pasa por dirigir los sistemas y procedimientos tácticos ofensivos, además de ocupar un rol principal en el centro de la defensa.

Jugador rápido con amplio control del campo visual en las transiciones, para poder organizar la primera y segunda oleada del contraataque con gran eficacia y velocidad, tomando las decisiones correctas.

El handicap antropométrico lo supera con recursos técnicos de una calidad extrema, siendo un jugador con una gran escuela de base, y unos fundamentos, que sirven de ejemplo para todos los niños de categorías base.

El nivel de esfuerzo, y capacidad para superar cualquier dificultad, lo convierten en un jugador constante, que siempre va al 100% y siempre rinde por encima del umbral que se le puede exigir a cualquier jugador.

Todo un espectáculo para los aficionados al balonmano,  que valoren el nivel de esfuerzo del jugador para superar a defensores con mucha mayor altura y kilos, basándose en la calidad técnica e inteligencia en el juego.

Un maestro de este deporte dentro de la pista, con nivel para competir en cualquier categoría profesional.