Ha llegado al OAR CORUÑA una nueva hornada de jugadores, disponibles para el primer equipo, un equipo juvenil cargado de calidad, que les falta el trabajo de adaptación, para convertirse en jugadores de primera división nacional, donde el nivel físico y técnico es muy exigente.

Es el momento de descubrir donde están los límites de cada uno, y la motivación hacia este deporte, y su capacidad de sacrificio y esfuerzo.