ALBERTO BEADE DOPAZO, jugador y entrenador del OAR CORUÑA, nos ha dejado a los 29 años. Los mejores recuerdos quedarán para los anales de la historia, de un club, que es propiedad de personas como Alberto, que lo dan todo, sin pedir nada a cambio.

Nuestro más sincero pésame a su familia, que siempre estuvo arropando a su hijo, conscientes de que era una persona muy querida en el OAR y en cada actividad que realizase.

El cariño que le tenían todos los alumnos del CAMPUS O.A.R. y el respeto a su trabajo como entrenador, nos hace sentir esta pérdida como irreparable, teniendo que realizar un homenaje que se recuerde en San Francisco Javier, donde pasó muchas, muchas horas, derrochando ilusión y enseñanzas.

Gran entusiasta del balonmano, del OAR, del DEPOR y fiel a sus amigos. Una de las mejores personas que hemos podido conocer.