Los últimos 5 minutos aciagos de cara al gol, condenaron al OAR CORUÑA en un partido, donde no se pudo demostrar la intensidad habitual. Jugadores que durante la semana no pudieron entrenar por sendas lesiones, dejaron ver un equipo flojo, sin argumentos ni velocidad.

Aún y todo, en el transcurso de la segunda mitad, varias acciones defensivas de mérito supusieron una renta de 3 goles, pero no se pudo llegar hasta el tramo final, donde las sensaciones fueron de impotencia, al fallar todos los lanzamientos de los últimos cinco minutos.

Un 7 metros en contra, en la última acción del partido, permitió que el Porriño ganase, no sin merecimiento.

 

Próximo partido, OAR CORUÑA – LALÍN, en el Polideportivo San Francisco Javier, a las 20 horas del sábado 18 de noviembre.