Dos derrotas por un gol, en casa, frente al Octavio, y frente a Cañiza, han marcado al OAR CORUÑA en el inicio de la LIGA 17/18. La igualdad es un denominador común en todos los partidos, y cierto es, que el más mínimo error, suele condicionar el resultado a favor, o en contra.

Ambos duelos tuvieron rentas a lo largo del partido para cada rival, pero el tramo final de los partidos es sumamente importante, condicionan las exclusiones, los errores de lanzamiento, y sobre todo, el temple en la última acción del partido.

El OAR CORUÑA este año no da ningún partido por perdido, las sensaciones de los jugadores, es de poder superar a cualquier rival, y que cada rechace  o balón dividido se convierte a la postre, en decisivo. Este año el equipo coruñés cuenta con jugadores que están marcando diferencias en la tabla de goleadores, entre los tres primeros máximos goleadores de todo el grupo, están Pedro Iglesias, Diego Martínez y Víctor Couceiro. Los marcajes en mixta y situaciones defensivas con reforzamiento lateral van a condicionar toda la LIGA.

En el OAR CORUÑA siempre se ha contado con un eficaz segunda línea, ha llegado el momento para que los pivotes destaquen, y empiecen a ser decisivos en cada jugada, al iniciar y sobre todo, al finalizarla.

Este año, la portería coruñesa, cuenta con cuatro excelentes porteros, que se mantienen a un gran nivel, aunque la rotación en cada partido puede ser un condicionante importante.

El OAR CORUÑA juega el próximo sábado 28 a las 18:30 horas, en Ponte do Porto frente al Bm Camariñas.

Partido muy bonito para ver .