El club decano en la promoción del balonmano masculino de La Coruña, ha superado una fase de desconcierto, ante la imposibilidad de entrenar conjuntamente durante la pretemporada.

Ante la duda, de que la competición se pudiese llevar a cabo, el club decidió apostar por el excelente grupo de jugadores que este año han aceptado luchar por el O.A.R., y se ha creado uno de los grupos de trabajo más interesantes de los últimos años.

Ha llegado el momento de crecer, y creer en el futuro, donde muchos de los jugadores van a entrenar duro y se van a convertir en referentes, en esta categoría nacional donde coinciden jugadores de un nivel elevado, procedente de ASOBAL y de categorías profesionales.

El handicap, de las primeras jornadas se ha superado, y la mentalidad de este grupo, permitirá pelear por todos los partidos y todas las acciones de cada partido, de cada minuto, de cada segundo.

Una gran familia, con mucha humildad, y ganas de demostrar que quien cree en sus posibilidades , llega.