El INVESTO OAR CORUÑA cosechó una importante victoria, a la par que inesperada por su rival. El equipo que nos visitaba, el ATL BUEU, había desarrollado un magnífico juego en la anterior jornada frente a uno de los equipos que está siendo la revelación de la LIGA.

La imagen del INVESTO OAR CORUÑA ha estado condicionada, por las numerosas bajas en este primer tramo de la LIGA, donde los juveniles han tenido que suplir a los más experimentados.

Para este partido, la milagrosa y trabajada recuperación de Sergio Sarasola – Alex Zas – Manu López y Nando Moreno permitía utilizar un mayor elenco de rotaciones y opciones en la primera línea coruñesa. La defensa ganaba recursos y soluciones ante el potencial del equipo adversario, que se basa en el experimentado jugador Quintela para superar a las defensas rivales, a base de buenos bloqueos, recepciones inverosímiles y finalizaciones por su zona.

El planteamiento previo partido, ponía en alerta a Sergio Sarasola y Miguel Novo en el centro de la defensa para no caer en los bloqueos y desmarques de Quintela. Muy díficil de marcar, con su cantidad y calidad de recursos los segundos estaban pendientes de ayudas, y tanto Nando Moreno como Sergio Valles se vaciaron en la ayudas. Funcionaron las ayudas en el 1 x 2 de los exteriores Manu y Zas. Por lo que el resultado en los primeros treinta minutos, confirmaba un gran trabajo defensivo, con apenas 11 goles encajados, y muy pocos en ataque posicional.

En portería, el gran trabajo y buen hacer de Jaime Martín, lo hizo mantenerse en el campo durante los sesenta minutos, por ajustar las paradas a los momentos en los que más se le necesitaba. Partidazo, una vez más, del canterano coruñés, que le toca combinar sus 18 años, con un gran trabajo táctico individual que lo proyecte al portero que queremos ver…

En la segunda parte, el trabajo ofensivo debía de mejorar, y el factor sorpresa, ya no se podía mantener, Alex Zas destapó el tarro de la calidad en la continuidad y lanzamiento de cadera sobre el defensor, en los momentos clave, y Sergio Sarasola aportaba recursos sin estar al 100% por su lesión de tobillo, dirigió desde la posición de central durante los sesenta minutos.

El juego combinativo con segunda línea, facilitó de Nando Moreno tuviese dos acciones clave, y Adri López recibiese entre líneas ante la profundidad sobre Valles y Zas. En el momento clave, los goles de Cousillas de Zas tras robo en el 1 x 2, y de Sarasola combinado con Nando, levantaron al equipo y el INVESTO OAR CORUÑA se consolidó por fin, como equipo que aporta rendimiento desde el primer minuto hasta el último.

Gran partido de todos, y dos puntos que tienen un gran mérito, por el potencial del rival, y nuestra capacidad para adaptar el sistema defensivo al juego combinativo, elaborado planteado por el Atl Bueu.

Siguiente rival , el UNIÓN FINANCIERA BASE OVIEDO, equipo, que iba líder, pero este fin de semana cayó en Ribadavia, siendo uno de los equipos favoritos al ascenso. El partido se disputará en Oviedo el sábado 3 de noviembre a las 18 horas en el mítico, Pabellón de Vallobín.