Tras las primeras jornadas en PRIMERA DIVISIÓN NACIONAL, el INVESTO OAR CORUÑA, ha logrado practicar un balonmano , muy alegre, vistoso, balonmano de lucha, de contacto, de pelea por cada acción como si fuese la última.

La plantilla está disfrutando de un buen momento de juego, refrendando su trabajo en el día a día, y comprobando como el equipo cada vez juega mejor, y cada jugador está rindiendo por encima de lo que se le puede pedir.

El nivel de satisfacción es muy elevado, al lograr disfrutar en cada partido con la imagen que ofrece cada jugador a pesar de las dificultades de un equipo, que no ha podido entrenar conjuntamente en pretemporada, y que ha ido completando su potencial a medida que pasan las jornadas.

La adaptación a los sistemas ofensivos de los nuevos, está siendo rápida, y si los recursos son muy ajustados por lo que cada jugador debe ofrecer todo su potencial sin reservas.

Este fin de semana se pudo disfrutar de un excelente ambiente y magníficas sensaciones deportivas, que duren!!!