Restaban seis jornadas, fuera de casa, y frente al filial del Cangas de Asobal, con todos sus jugadores, el INVESTO OAR CORUÑA plantó cara y peleó hasta la extenuación. 34-30 resultado final, disputando un encuentro con opciones de victoria, y con muchos quilates de balonmano, en los momentos decisivos del partido.

La plantilla coruñesa empleándose al cien por cien en cada partido, luchando por cada balón, las sensaciones de entrega son magníficas, y el equipo afronta con total normalidad cada encuentro.

El partido comenzó, con claras ventajas del equipo local, con David, Veloso y Angel del equipo cangués haciendo daño, y sobre todo, con un sistema defensivo, muy plano, un 6:0 muy correoso que impedía que el OAR viese puerta con facilidad.

5-1 en el marcador, en los primeros minutos, dejaba descolocado al OAR, que se tuvo que emplear a fondo, tanto en defensa como en portería (con un Naya, muy grande, en momentos clave)  para darle la vuelta al marcador y seguir con opciones en el partido. El partido se disputó hasta los últimos segundos.

En la primera línea coruñesa,  Sarasola (que marcó 12 goles) , como Alberto Molina (director del juego durante los sesenta minutos), y Sergio Valles que alternó con Eduardo Cousillas el lateral derecho. En los extremos, De la Heras con un proceso gripal, no pudo aportar su rendimiento habitual, y tanto Sío como Manu, lo dieron todo desde el extremo y el exterior.

Alex Zas impuso su ritmo alto de juego, y finalización en situaciones complejas, Kevin Dacosta, apostó en los momentos clave, por las circulaciones y desdoblamientos, además de los lanzamientos desde extremo.

3 juveniles en el campo, Pedro Pereira, Adrián Pérez y Eduardo Cousillas, viajaron también,  Santi Lojo y Dani Mcnamee, 5 jugadores juveniles totalmente integrados en el primer equipo.

El INVESTO OAR CORUÑA, lo está dando todo, consciente de que la competición exige estar en plena forma, y disfrutando de cada partido, como si fuese una final.

No hay recompensa, sin esfuerzo, y por ello, agradecemos el esfuerzo de todos y cada uno de los jugadores, conscientes de su entrega, y capacidad para dar lo mejor de si mismos!

FORZA OAR!