En primera división nacional de balonmano, cada temporada, se demuestra mayor potencial por parte de todos los equipos de la categoría. El grupo A , formado por equipos con proyectos de lujo, muy reforzados, vive el mejor momento de las últimas décadas, donde jugadores profesionales convierten a la primera división, en una LIGA muy igualada, y que ofrece un buen espectáculo para público y aficionados al balonmano. Sana rivalidad entre los clubes y equipos, que afrontarán una LIGA, con 30 jornadas, con máxima igualdad en cada partido, ya que hay numerosos equipos que parten como favoritos para el ascenso (Lavadores Vigo con fichajes de calidad como Silva – Francesco, Sío ….) , Xiria de Carballo con fichajes de primer nivel como Losón y Cousillas , el Bm Lalín (con Miguel Novo, Tate Batán…..), BM Lanzarote (Javi Santana, Ander Iriarte, Yevgen Karcchenko….), Bm Tenerife (Oleksiy Andruchenko, Sergio Morera…), y muchas figuras, que tras verlos en la máxima categoría, esta temporada competirán en primera división nacional.

El INVESTO OAR CORUÑA 19/20, siempre ha confiado en el apoyo de los pilares de la ciudad, de su masa social,  del tejido empresarial coruñés, y de muchos pequeños colaboradores que permiten que el OAR sea un proyecto deportivo muy arropado desde 1952, con una estructura de base de aporta muchos jugadores a las ligas profesionales, y a su primer equipo.

Esta temporada que comienza el lunes 12 de agosto a las 21 horas en el polideportivo SAN FRANCISCO JAVIER, presentará numerosas novedades. Si la anterior temporada, al OAR le quitaron siete de sus jugadores titulares, este verano se han llevado a otros dos de su cantera, y a jugadores que eran como de la casa, Miguel Novo tras dos temporadas en el OAR volverá a su club, el Bm Lalín tras acabar sus estudios.

El mercado de jugadores, siempre caprichoso, cada verano, permite a otros clubes que se refuercen con nuestros jugadores, se esfuma el trabajo de muchos años, y muchas horas de duros entrenamientos de nuestro primer equipo y sus categorías inferiores. El club deberá reaccionar en la medida de sus posibilidades, y confeccionar una plantilla que supere los retos que esta temporada superarán los de la temporada pasada.

Ha llegado el momento, de defender lo nuestro, de proyectar la ilusión de toda nuestra gente en un equipo ilusionante que practique un balonmano alegre, sacrificado y con ganas de lucha sin cuartel.

Comienza la pretemporada, del INVESTO OAR CORUÑA, nuevos retos… que nadie nos robe la ilusión,… nadie nos va a enseñar lo que ya sabemos.